Sin Vida

Tuve un sueño muy agitado, dormí mal y me levanté muy temprano, no pude seguir durmiendo. Prendí la TV, aún somnolienta vi una noticia en un canal local. Una muchacha de 17 años fue asesinada, un hecho lamentable, pues el asesino fue su novio o eso se presumía. Realmente no le presté mucha atención, pero inconscientemente quedo grabada en mi memoria.

A eso de las 10 am, me levante del sofá y fui a darme una ducha. Pensé por un momento lo triste que me sentía por no tener un novio, ese alguien especial a mi lado que muchas de mis amigas y conocidas tenían el privilegio de tener.

Llamé a mi mejor amiga, quedamos en encontrarnos en el café y luego ir a la universidad. Al llegar, le conté del sueño que tuve, y todo lo que me había sucedido hasta ese momento, para ponernos al día. El salón estaba hecho un desastre como siempre y… allí entre el bullicio y el desorden, estaba Él, la razón de mi desconsuelo…

Me senté en mi puesto a estudiar, y él se acercó y comenzó a hablar conmigo. – espérame a la salida -. Me dijo

Al llegar el final de la clase… Salimos y él me dijo que gustaba de mi, y que quería que fuésemos más que amigos. Yo por supuesto no le iba a decir que no. Me invito a un café y hablamos toda la tarde, caminamos, compartimos, y al caer la noche me invito a su casa y yo accedí sin parpadear. Me había envuelto en el idilio que siempre quise.

Pasada media hora de haber estado en la sala de su casa me hizo la propuesta de tener relaciones con él, que me deseaba. Eso no me gustó mucho, no me parecía correcto que todo se diera tan deprisa. Se molesto y comenzó a gritarme, se tornó agresivo. Yo quise irme pero él me detuvo, me lastimaba y yo me resistía.

Me arrastro de la mano a su cuarto y yo lo golpeé con el puño en el ojo, él me empujó y caí contra el suelo. Buscó en una gaveta de su cuarto y vi como cargó un arma y me apuntó a la cabeza. No pensé que era en serio, pero en sus ojos pude ver cólera.

De un momento a otro sentí como se quemaba mi pecho, mi boca estaba llena de sangre y me ahogaba con ella, ya no podía respirar, mi visión se fue apagando. De cierta forma pude ver la bolsa negra que cubría mi cuerpo.

Sin vida.

El recuerdo de esta mañana quedo palpitando en mi cerebro.

 

Liz.

Anuncios

2 pensamientos en “Sin Vida

  1. Anahis dice:

    leyendo los pocos cuentos que he leido, ya puedo notar un estilo. tienen un estilo peculiar que identifica, eso es dificil de lograr

  2. veritoRP dice:

    MUY bueno. La verdad me lo esperaba, pero no como lo contaste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s