Un Gato en Chacaito

El gato de repente se quedó inmóvil, observando al pajarito que tenía justo al frente, su cuerpo no se movía en absoluto, solo sus ojos amarillos seguían a la delicada y suculenta figura. Gato juguetón.

Sus pequeñas patas peludas atraparon al pájaro cuando éste menos se lo esperaba. Lo lanzó por los aires y lo atrapaba en el suelo, lo volvía a lanzar, cual pelota de mimbre el pájaro era ahora su juguete favorito.

Lo dejaba un momento en el suelo para lamerse las garras, las patas, tan lindo el gatito saboreaba al pájaro en sus patas, la sangre depositada en las garras. El pájaro veía su oportunidad de escapar y remontaba el vuelo, el juguetón gato lo atrapaba en el aire sin esfuerzo alguno, lo lanzaba nuevamente por la plaza y atrapaba, cada vez apretando más fuerte la mandíbula.

Que gato tan juguetón!. Pero su diversión acabó pronto, el pájaro murió por las heridas y el gato se aburrió al no encontrar más emoción en su juego. Se relamió las patas limpiando la sangre y se marchó, dejando el cadáver del animal en plena plaza, a la vista de horrorizados niños y padres escandalizados. Los pichones de aquel pájaro todavía clamaban por alimento, al gato no le importó.

 

Liz.

Anuncios

2 pensamientos en “Un Gato en Chacaito

  1. M dice:

    Puedo ver detrás de las palabras de ese cuento. Aunque los demás solo vean un gato y un pájaro muerto.

  2. veritoRP dice:

    Ok! Vaias bizarras y esta que me acaba de pasar. Estoy leyendo el cuento y un pajarito se posó justo en el borde de la silla que tengo frente a mi D;

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s