La Gelatina de German

Su padre tenía razón, nunca llegaría lejos. Y no llegó lejos no porque no quisiera, sino porque lo atraparon muy pronto, la maldita gelatina de Esmeralda lo delató.

El negocio que había emprendido le estaba dando muchas ganancias, todos creían que estaba loco cuando decidió dedicarse a la venta de gelatinas. Los padres de German se habían ido muy lejos y le habían dejado una gran suma de dinero, dinero que decidió invertir en ellas.

El éxito provenía seguramente de que no empleaba a nadie en su tienda y lógicamente todo el dinero ganado era para él, eso, y que el sabor de las gelatinas era magnifico.

Muchas personas comenzaron a interesarse en los ingredientes que usaba en la gelatinas, desde amas de casa hasta famosos empresarios, muchas personas, incluyendo a Esmeralda.

Ella era una chica muy curiosa, no por casualidad era analista en una laboratorio privado. Se conocieron en la facultad de Medicina cuando German todavía estudiaba allí, y aunque decidió repentinamente dejar los estudios luego de que sus padres se fueran, ella lo apoyó en su emprendimiento, aunque un poco escéptica claro. Escepticismo que no duró luego de probar una de las deliciosas gelatinas que preparaba German y fue entonces que no dudó más del éxito que éste tendría.

A pesar de que su éxito iba en aumento y más personas se interesaban en distribuir su producto, pronto comenzó a ser evidente que él solo no podía con los pedidos, cada vez se retrasaba más y no quería aceptar la ayuda de nadie, ni siquiera la de Esmeralda, cosa que a ella le extrañó.

Intentó demasiadas veces como para no sospechar, así que un día su curiosidad pudo más y se llevó una gelatina con la excusa de que se lo mostraría a un amigo empresario. Una vez en el laboratorio decidió analizarla, comenzó con la textura, nada extraño, luego con el color y el olor, nada raro, lo colocó bajo un microscopio, nada, y así prosiguió hasta que finalmente se le ocurrió analizarla químicamente, y… Eureka!..?!… Algo por fin extraño surgió del resultado. Sus ojos comenzaron a llenarse de lágrimas, pero no lo creía, nuevamente analizó químicamente la gelatina, mismo resultado, otra vez y otra vez hasta que no quedó más para analizar. El resultado era inconcebible para ella así que decidió poner fin a su relación, primero hablaría con él y luego iría a la policía.

Cuando llegó a su casa él parecía muy feliz de verla, pobre, no sabía lo que le esperaba. Luego de una acalorada discusión ella decidió retirarse, o eso fue lo que él le dijo a la policía…

Después de buscarla por varios meses, la policía que ya no tenía pistas de Esmeralda estaba por darse por vencida, pero algo les llamó la atención de German, su negocio que estaba por caer en ruinas, había resurgido con una nueva promesa de más éxitos. Sus sospechas no fueron en vano. Luego de descubrir lo que hacía Esmeralda antes de ir a casa de German y desaparecer, decidieron hacer el mismo análisis a la gelatina.

German estaba preparando la última maleta, en la cama se veía un pasaje sin retorno al otro continente. Escuchó que tocaban la puerta y sin mirar por el ojo mágico abrió. Se resistió un poco, pero se quebró, igual estaba apunto de no poder sostener nuevamente su negocio, aunque  creyó en algún momento que era lo más inteligente que se le había ocurrido en su vida.

Sus padres no se habían ido del país, habían acabado en el estómago de todos los clientes satisfechos de su gelatina, igual que Esmeralda, que gracias a ella pudo prolongar un poco más su éxito.

Todos quedaron tan asqueados con los detalles de la confesión que se les olvidó preguntarle que había hecho con la carne de los tres, realmente prefirieron obviar hacer la pregunta.

Liz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s